Capítulo 8

 

 

El padre Francisco.

 

 

 Francisco era uno de esos pocos hombres que no tenía necesidad de expresar su creatividad o sexualidad en términos puramente físicos. Al principio pensó que tal vez tenía alguna deficiencia, pero gracias al consejo espiritual del "Padrecito", supo que, aunque no es lo más normal, hay un uno por cien de hombres que se olvidan de la expresión física de esta energía inherente al reino animal y humano.

Este detalle, pensamos, es muy importante, pues el celibato no le costó ningún esfuerzo. Su mente daba la impresión de haber trascendido la atracción sexual más primitiva y poderosa que reside en la mayoría de los seres humanos. No tuvo ningún problema, duda, sufrimiento añadido u obsesión soterrada en los oscuros rincones de su mente, como ocurría en muchos de sus compañeros.

Fue uno de los más destacados jugadores de fútbol; pero en balón-mano quizás sí que fue el mejor que se recuerde en la historia del Seminario de Zaragoza. Cuando lanzaba la pelota con su poderoso brazo izquierdo, casi era más emocionante ver temblar toda la portería, cuando el balón golpeaba en la escuadra, que contemplar cómo el portero se apartaba para dejar paso a un obús que se estrellaba en las redes.

"Sauras" "Sauras" –gritaban entusiasmados sus compañeros, especialmente los pequeños.

El cabello corto. El flequillo sobre su frente parecía el de un emperador romano. Y los músculos de las piernas y los brazos eran dignos de un campeón de lucha greco-romana. Los alumnos de cursos inferiores le respetaban, admiraban y soñaban ser algún día como él.

Durante los tres últimos cursos de Teología dejó el deporte para centrarse en terminar la carrera, en otras palabras, ser sacerdote de la Iglesia Católica.

 


wigs for women wig types short wigs for black women human hair wigs for white women paula young wigs best wig types wig types < /div>