Capítulo 17

 

 

Dudas y preguntas.

 

Debo confesaros algo –comenzó la reunión el padre Francisco.

-Cuéntanos- respondió Charles.

-Monseñor Flordelis era el arzobispo de Zaragoza cuando me ordené sacerdote. Él mismo me había reservado una plaza en el Seminario como profesor de Teología. Y lo hubiese sido, pero alguien de más rango en el escalafón de la Iglesia ocupó mi puesto.

-¡Qué pena! –exclamó Xavier.

-Al principio quedé desilusionado, pero, con el tiempo fui dándome cuenta de que tal vez no habría sido feliz enseñando un día tras otro todo lo que unos santos y sabios Padres habían meditado y luego propuesto, casi como verdades inalterables.

-Charles y Xavier se quedaron intrigados y sorprendidos por lo que intuían que iba a continuar diciendo.

-Comprendí, en un momento de lucidez, que lo que había que buscar era lo que tenía vida y amor. Muchas de las especulaciones de los teólogos se alejaban tanto de mi corazón que ya no les volvía a leer. Por otro lado, cada vez que había un cambio drástico en la sociedad, la Iglesia se apresuraba a mutar de acuerdo a los tiempos. Es decir, que las verdades expuestas, así como la moral cristiana, podríamos decir que estaban yuxtapuestas a la sociedad laica. Dicho también de otra forma, la ciencia y la filosofía se había anticipado a la evolución de los pensadores cristianos. Al principio se creía en la Biblia a pies juntillas. Luego se pasó a decir que había gran cantidad de símbolos. Respecto al Nuevo Testamento, por ejemplo, albergo algunas dudas. Para mí, como me imagino que para muchas personas, es importante contar con la fidelidad de las primeras fuentes que inspiraron a los papas para recopilar los escritos que pululaban por todas las antiguas iglesias y capillas de la cristiandad original. Pero, según se ha sabido con posterioridad, solamente aceptaron cuatro de los evangelistas y negaron autoridad a los demás. Opinaron que los seleccionados explicaban fehacientemente y también suficientemente los aspectos más destacados de la vida y mensaje de Jesucristo. Recientemente han aparecido unos viejos pergaminos en Qumrám y también se ha descubierto un evangelio atribuido a Judas. Y parece más creíble y lógico lo que está escrito acerca de la profunda amistad entre Jesús y él. Judas fue un amigo tan honesto y humilde que Jesús le confió la administración del escaso dinero del grupo. Entonces me pregunto en el fondo de mi corazón, ¿qué se decía en aquellos textos originales sobre la vida de Jesús para que no fuesen aceptados por la Santa Madre Iglesia?

Charles no salía de su asombro escuchando las intimidades del corazón de un sacerdote.

-También me pregunto -continuó el sacerdote, a veces, si Jesucristo estaría de acuerdo con la evolución de las ideas en la Iglesia. Una de las incógnitas más difíciles de despejar es el concilio de Nicea. Al estudiarlo, da la impresión de que cierto tipo de Teología fue, por llamarlo de alguna forma suave, conveniente al poder establecido.

-Es muy interesante lo que estás diciendo-susurró Charles.

-Creo que has dado en el clavo -continuó Xavier-. Yo también cuestiono las razones que hoy en día tiene el Vaticano para no reconocer los textos de los pergaminos que hay dispersos por el mundo y especialmente en el Museo de Berlín. Pergaminos atribuidos a María, a Pedro e incluso al propio Jesucristo en los que se habla sobre el plan de Dios para la humanidad de nuestros tiempos. Pues suponía que ya tendríamos "ojos para ver" y capacidad intelectual para comprender la enorme potencia de la energía del Amor...

Hubo un silencio.

-Disculpad -terminó el sacerdote del corazón de oro-, creo que necesitaba exponer las dudas que tenía enterradas en mi corazón y que no había expresado en voz alta, hasta hoy.

-Lo que has expuesto-respondió Xavier-, no es ni más ni menos lo que muchos cristianos, profundamente practicantes de la doctrina del Amor de nuestro Señor Jesucristo, nos preguntamos muy a menudo. Y únicamente tomamos la determinación de continuar en nuestra callada labor de amar y de servir a los demás como Él nos amó. A mí, todavía se me ocurren más preguntas como por ejemplo:

¿Qué razones ocultas hubo en aquellos días lejanos para interferir en el destino de una parte de la humanidad y manipular a una bella mujer con el fin de diera a luz un niño tan especial? ¿Habría que admitir que hay una dimensión paralela a la nuestra, una dimensión espacio-temporal en la que es posible interactuar con la actual e incluso llegar a interferir en el decurso "normal" de los acontecimientos?

-Cada día estoy más perplejo -intervino Charles- con lo que vais diciendo. Creo que voy a comprarme un par de libros para investigar de forma seria y profunda sobre esa personalidad tan importante, ese Maestro que llamáis Jesucristo y que sería el presunto cadáver que envolvió aquella Sábana Santa.

No sería ético participar de vuestras disquisiciones si no pudiera aportar algo más que mi curiosidad. El estudio científico de la Sábana Santa, el sudario de Jesús, ha influido mucho en mi forma de pensar, bastante reacio a las especulaciones teológicas o filosóficas, y debo añadir que ha constituido un obstáculo en mi forma de pensar tan cartesiana y pragmática. He tenido la suerte de investigarla de cerca y la verdad es que me impresionó. Creo firmemente que es una prueba irrefutable de su vida y sufrimiento, pero me reservo mis conclusiones para otro momento.

 


wigs for women wig types short wigs for black women human hair wigs for white women paula young wigs best wig types wig types < /div>