Capítulo 32

 

 

Jesús continúa en Egipto.

 

 

"La meditación concentrada en la relación existente entre el cuerpo y el akasha, otorga la ascensión fuera del mundo material y el poder de viajar en el espacio" La Luz del Alma (Alice A. Bailey)

Jesús -comenzó su explicación Xavier- pidió consejo y guía para seguir investigando y aprendiendo de los secretos de los faraones. Emprendió viaje por la orilla occidental del Nilo en dirección al Sur. Al cabo de algunas semanas de dura marcha llegó al valle de Asuán. Había muchos templos, algunos de ellos enormes, diseminados por el hermoso valle ubicado en las fértiles orillas del Nilo.

Le interesó, especialmente, el enorme templo de Abu Simbel. Tenía una orientación tan perfecta que, durante los solsticios, un rayo de sol penetraba por el pasillo central hasta el corazón del templo, donde se encontraban las estatuas de Amón Ra acompañado por otras tres deidades, con la peculiaridad que el sol sólo iluminaba al Dios Amón-Ra y no a los demás.

(Hasta tal punto dominaban los egipcios la ciencia de los astros, que cuando nuestros expertos reconstruyeron el templo, transportándolo 180 metros y elevarlo 65 metros, no fueron capaces de orientarlo tan perfectamente como lo estaba en la antigüedad.

 

 

 El 9 de Enero de 1960, con la colaboración de la UNESCO y para evitar que quedasen sumergidos bajo las aguas del Lago Nasser, al construir la presa de Asuán, aquellos templos ciclópeos tuvieron que ser cortados con potentes sierras, para poder transportar las piedras a otros lugares. España tuvo como recompensa por su colaboración en el proyecto, el precioso templo de Debod que Madrid ha sabido ubicar perfectamente en un parque muy digno, cercano a la Plaza España y con magnificas vistas sobre la Ciudad y de la Sierra, gozando de espectaculares puestas de sol. Se suelen celebrar danzas sobre y para la paz y actos similares Tal vez se tendrían que tomar medidas para que la lluvia ácida y la contaminación no dañasen las piedras milenarias.)

El Solsticio era el momento esperado por los sacerdotes para efectuar los ritos de consagración del templo a los dioses y escuchar los oráculos con el fin de encarar en forma correcta la preparación de la siembra y obtener una buena cosecha anual.

Esas eran las tradiciones que le contaron los escasos seguidores de Ra que aún vivían en aquellos templos. Sin embargo, para esas fechas, todavía se congregaban gentes de los alrededores y escuchaban los pronósticos que habían captado de los dioses.

También observó la existencia de los nilómetros o escalones empotrados en los muros de los templos a las orillas del Nilo. Servían para medir el nivel del río y ayudaban a pronosticar la calidad y cantidad de las cosechas.

Jesús aprovechaba para instruirles en el monoteísmo, sugiriéndoles que únicamente había un solo Dios o Regente en este planeta, de igual forma a cómo sólo tenemos un alma para cada cuerpo humano. Les hacía comprender que estaba bien que dedicaran su agradecimiento a los dioses o devas (ángeles) de las aguas o del fuego, pero eso no les convertía en dioses.

Seguidamente emprendió viaje hacia el norte y visitó Dendera. Fue el templo que más le impresionó después de la pirámide de Keops.

Entrando en él, a mano derecha, vio cómo había sido representado el primer Logos terrestre, el dios de la inteligencia. Estaba pintado de color verde, y entregaba el báculo o maza de poder al segundo Logos, el dios del amor, caracterizado con el color azul.

Vio perfectamente cómo el "viejo dios" entregaba el "diamante flamígero" del poder a aquel nuevo dios que debería de llevar a cabo el experimento, basado en el amor, con esta humanidad.

La inteligencia daba paso al amor (por eso se dice que Dios es Amor, que no hay energía más poderosa que la del Amor).

Jesús quedó muy impresionado por lo que acababa de ver. ¿Cómo era posible que tal conocimiento hubiera llegado a esos sacerdotes en aquellos tiempos tan remotos?

El monje guardián, que le servía de guía, le dijo que ese conocimiento les venía dado por los faraones, mitad hombres y mitad dioses. Decían haber venido de un planeta llamado Venus.

Manifestaban poseer el poder de ver en todas las direcciones a la vez. Afirmaban haber dominado sus cuerpos, incluso los más sutiles. Sostenían haber venido como faraones para guiar los pasos de la vieja civilización atlante.

Observaban en las constelaciones formas abstractas de personas y de animales. Conocían las influencias de las estrellas tanto sobre la salud de los seres vivos de la Tierra como sobre sus acciones. Y para dejar constancia de ello, construyeron una glorieta en la terraza del templo, y en su techo esculpieron una lápida zodiacal en piedra, con el fin de que los sacerdotes y los monjes iniciados en los misterios, pudieran determinar el paso y la actividad rectora de los diferentes planetas a través de las constelaciones.

 

 

 Jesús pudo constatar que el signo de Capricornio estaba ocupado por el del Cocodrilo, llamado Makkara del Nilo. Era un animal sagrado y también el signo de la iniciación de las aguas o purificación del cuerpo de los deseos.

Habían inventado la "luz embotellada" y con ella les era posible pasearse por la noche en la profundidad del templo.

Jesús fue guiado por todos los pasillos y le fueron explicados los altorrelieves. En alguno de ellos se veían ánforas que parecían irradiar luz. ¿Sería "la luz embotellada" que mencionó su guía?

 

 

 

Pidió ser instruido en los misterios del aire que le conducirían a la cuarta iniciación y para ello mostró el anillo de oro y el pergamino que le acreditaba como "Hijo del sol" iniciado en los misterios y con todos los atributos.

Hacía muchos años que los sacerdotes no habían recibido discípulos que optaran a tan alto grado, y gustosamente le explicaron cómo eran esas disciplinas que le conducirían al dominio de su mente superior, mente abstracta capaz de penetrar en los secretos del cosmos, de prever los sucesos del futuro y sus causas ocultas, de captar el Plan de Dios para cada período o ciclo, así como indagar en la causa oculta de las apariencias.

-Siempre he escuchado -dijo Charles- las alabanzas de muchas personas hacia las construcciones egipcias, sin embargo tampoco les había prestado mucha atención. Así es que ahora, aquí, tranquilamente, parece como si me acercase un poco más a la grandeza de esa cultura.

-Muchas veces -contestó Xavier- la costumbre de ver algo, de tenerlo cerca de nosotros hace que no le demos la importancia y el significado que verdaderamente tiene. Como premisas en nuestros pensamientos siempre están las típicas frases de las que ni siquiera somos conscientes "eran antiguos" "eran poco inteligentes" "nosotros somos mucho más". Estos prejuicios hacen que no creamos en muchas de las ideas que nos han llegado de la Antigüedad. Sin embargo, siempre hubo hombres muy inteligentes, excepcionales, dotados de una agudeza que para sí querrían tener muchos de nuestros más brillantes universitarios, y no digamos la enorme cantidad de jóvenes obnubilados por el alcohol y las drogas,

-Es parecido al prejuicio que tenía respecto a los habitantes de las montañas -añadió el padre Francisco- que decían haber visto luces extrañas.

Xavier y Charles estaban embebidos en su tema y no prestaron atención a lo que dijo el sacerdote del corazón de oro.

-Jesús –continuó Xavier- se sometió gustosamente a las pruebas, cuya analogía se correspondería hoy en día con la ciencia del Agni yoga o yoga del fuego. El mencionado "fuego" tiene que quemar las estructuras mentales y sentimentales inadecuadas, o andamios que el hombre ha construido en el pasado, para que sus pies puedan caminar por la senda que trasciende la seguridad mental. Este camino es absolutamente nuevo, en el sentido de que aún no ha sido hollado por casi nadie actualmente, si bien ya hay muchos aspirantes en todo el mundo que están dando los primeros pasos.

-Creo -expresó Charles- que me queda mucho por aprender. Estaba demasiado seguro de que, como eminente científico perteneciente al ITM, era algo así como una de las máximas expresiones de la inteligencia de la humanidad, pero reconozco, que cuanto más te escucho, más comprendo la famosa frase de Sócrates "Solo sé que no sé nada"... o aquella otra que reza "Cuanto más sé, sé más lo poco que sé"

-Yo también me quedo perplejo -añadió Francisco- No tenía ni idea de que existiesen tales técnicas. Es más, me parecía una tontería cuando algunas mujeres hablaban de las posiciones del yoga...

 

-Bueno... la ciencia del Yoga que tú comentas es la primera y más básica, pues luego hay otras cuatro más. Ese yoga de las posturas es el Hatha Yoga. Se refiere únicamente al cuerpo físico.

Luego hay el Laya Yoga, el yoga que trababa, hace algunos milenios, de poner en armonía los chakras y demás componentes del cuerpo etérico. Yo aconsejo muy seriamente no manipular para nada ese cuerpo, ya que podríamos alterar el normal flujo de energías y producir peligrosas enfermedades.

El Backti Yoga o yoga devocional, trata de sublimar los impactos que le llegan al cuerpo emocional y no dejarse dominar por las energías que entran por el plexo solar.

El Raja Yoga o yoga real, es el que trata de controlar los pensamientos o el que trata de conseguir aquietar la mente y su constante movimiento.

Algún día os dejaré el libro "La Luz del Alma" de Alice A. Bailey, que aclara los antiguos aforismos del Yoga de Patanjali, escrito hace miles de años. Creo que os quedaréis de piedra, pues según el mismo, pocas cosas hay que puedan ser un obstáculo para el poder de una mente entrenada.

-¡Dios mío! –Exclamó Francisco- ¡Cuánto tengo que aprender todavía!

-Seguro que sabes más de lo que te imaginas.

Hubo una pausa, y luego continuó Xavier

Si os dais cuenta, las iniciaciones de Jesús se han quedado justo, por así decirlo, a la altura del Raja Yoga o el Yoga de la Mente.

-Es verdad...-dijo Charles- con su mente había sido capaz de elevarse hasta algún lugar espiritual y gracias a ello había podido intercambiar pensamientos con Cristo.

-Así es –contestó Xavier, para continuar con su exposición-. Respecto al siguiente paso, estaba claro que el Maestro Jesús había trascendido los poderes de la mente y ahora iba a penetrar en el mundo más allá de lo concreto. Un lugar donde las mentes más privilegiadas han dudado y se han sentido aterradas, pues aparenta ser un lugar vacío, y sin embargo, está lleno de energía, vida y todo potencial presente y futuro.

-Eso me suena...a Física -dijo Charles sonriendo.

-Krishnamurti y Vicente Beltrán Anglada han sido dos pioneros que han retomado en la actualidad, un método tan antiguo y tan moderno a la vez. Ellos nos han hablado extensamente sobre el Agni Yoga, si bien es cierto que el propio Buda hace unos 2.700 años también promulgó este Yoga tan avanzado. Él nos habló de atención a nuestros pasos, a nuestras necesidades, a nuestras palabras...

-Es curioso cómo está todo entrelazado entre sí -dijo Francisco.

-La Sabiduría es tan antigua como el Mundo, pues ¿cómo si no fuese así, se habrían estructurado todos los universos? Lo que ocurre es que todo lleva su proceso, y a cada paso de la evolución material, se hace necesario incorporar la Sabiduría Eterna, para que los humanos podamos expresar el espíritu que mora en nuestros cuerpos.

-Qué bello es esto.-exclamó el sacerdote.

-Bueno... vamos a continuar con el Maestro Jesús.

-Disculpa, no me había dado cuenta de que nos íbamos del tema. Pero... ¡Es tanta la elevación que siento hablando de la grandeza del universo! –se expresó con devoción Francisco.

-Las pruebas de Jesús –continuó Xavier- se llevaron a cabo en el desierto.

 

Tenía que dominar sus necesidades, y aprender a distinguir los espejismos de las realidades.

El entrenamiento también se llevaba a cabo en las diferentes estancias o capillas del templo, especialmente en el pasillo del sótano, que estaba ricamente decorado con alto relieves pulidos con toda delicadeza.

También pasaba muchas noches en la terraza, contemplando el discurrir de las estrellas, de las constelaciones, de los planetas conocidos y no conocidos aun, incluso de los planetas en descomposición o en formación. Había como un centenar de planetas en todos los estadios de formación. Eran unas horas de completo éxtasis, rodeado por el espacio infinito y la tranquilidad de la noche.

Algunos monjes se disfrazaban de fantasmas o de espíritus malignos y trataban de asustar a aquel Maestro, pero su mirada permanecía imperturbable escrutando el espacio. Su mente estaba iluminada por el espíritu de la Luz.

 

Las meditaciones tenían también pensamientos simiente esotéricos y tenía que captar las impresiones que le llegaban desde el alma o aun mas allá de su Maestro o del propio Cristo.

Las lecciones proseguían durante las horas de sueño. Aprendió a permanecer con el aliento suspendido durante más de una hora sin sufrir lesión alguna. Su ritmo cardíaco era prácticamente nulo... su completa atención a los acontecimientos y lecciones diarias le daba la posibilidad de proseguir atento durante las horas de sueño, pues había conseguido lo que se denomina "continuidad de conciencia" cerebral y mental.

En vista de los resultados, los monjes le otorgaron muy pronto sus bendiciones y un nuevo pergamino en el que le reconocían como "Hijo Predilecto del Sol".

A Jesús le habría gustado seguir algunas semanas más profundizando en aquellos tesoros del antiguo Egipto, pero era consciente de que todavía tenía muchos otros lugares que visitar y partió con una caravana que se dirigía a Israel

-¡Impresionante! –exclamó el padre Francisco.

-A mí también me ha encantado...Hay una expresión que me ha sorprendido-dijo Charles.

-¿Cuál?

-Planetas en descomposición.

-Desde el punto de vista del esoterismo, que repito, es una palabra que indica no el deseo de esconder, sino que estudia aquello que no es evidente a simple vista, se considera que todo el Universo está vivo.

-Bueno –contestó Charles-, me imagino que una vez que el Sol no genere suficiente energía, el Sistema Solar entrará en descomposición y digamos que los planetas se quedarán "secos" No parece excesivamente "esotérica" tal aseveración.

-Sí que existe una diferencia entre una y otra ciencia, teniendo cada una sus diversos métodos de estudio y comprobación.

-Te escucho.

-Desde el punto de vista de la ciencia, se podría decir que un sistema solar comienza con la oscuridad potencial. Es decir, antes de la compactación de un sol, hay una serie de fuerzas que en un momento determinado impelen a la materia circundante hasta que la fuerza de compresión genera fricciones entre los átomos y da lugar al origen de la luz y la vida.

-Sí.

-Pero la ciencia no va más allá. Sin embargo, el esoterismo parte del principio de que la Conciencia y la Vida permanecen en un plano o dimensión más sutil que envuelve y permanece en las cavidades de la materia, es decir en los espacios vacíos existentes entre los átomos y también por encima de ellos... interpenetrándose todo el espacio.

-Creo que estás refiriéndote de algo parecido al alma de un hombre.

-Así es. Lo que ocurre es que estamos hablando de una escala mayor, pero básicamente en el Universo conocido existe análogamente el Alma.

-Todavía no veo qué tiene que ver con los planetas en descomposición.

-Intento decirte que un planeta en descomposición es un planeta en el que se está retirando el principio vital o alma. Es decir, que sus componentes se están disgregando hacia los cuatro puntos cardinales del espacio y cuya analogía es la descomposición de los cuerpos muertos.

-Sigue, por favor-rogó Charles.

-Tanto los materiales más densos, como algunos materiales más livianos se disuelven en el espacio, y, aquí viene lo que es más interesante, se dirigen hacia otros planetas vivos.

-Quieres decir que hay algo más que no se ve y que llega a nuestra Tierra.

-Así es. Y esos materiales podríamos calificarlos con el atributo "psíquicos" causan una influencia negativa en la vitalidad del planeta al que llegan, siendo causa de la contaminación psíquica.

-Comprenderás que, como científico, para mí esto no es nada más que un cuento. Si bien es cierto que te tengo un gran respeto y no doy tus palabras como algo fatuo -respondió Charles con afabilidad.

-Con todo esto quería aclarar que el término básico "planeta en descomposición" implicaba más de lo que un aparente lector puede entender sin ninguna explicación añadida.

-Ya.

-El Maestro Jesús, además, captaba el origen de ciertos residuos malignos. Elementos que, separados del principio que los rige, el alma, se vuelven destructivos para los organismos vivos. Pero creo que hemos abierto un tema excesivamente largo y complicado.

-¿Estás sugiriendo –dijo el sacerdote- que en esos materiales psíquicos radica parte del problema del mal?

 

-En parte, así es. Debemos comprender que no solamente hay planetas en descomposición, sino que hay sistemas solares enteros que están desencarnando y pueden influir en los sistemas solares más cercanos. También hay que considerar que hay sistemas solares completos que están en plena evolución y otros que se están condensando para empezar su ciclo evolutivo.

-¡Jo! –exclamó Charles. Ya no sé si estoy en la cafetería Moka de Barcelona o en un mundo de fantasía. Entre iniciaciones, visiones, ángeles, planos de conciencia, extraterrestres, sistemas solares en descomposición, reencarnaciones...

Lo dijo en un tono tan gracioso que Xavier y el padre Francisco rieron sonoramente.

-No. Y encima os reís de mí.

-¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! -rieron los tres al mismo tiempo.

Pero en realidad, nuestro amigo Charles estaba expresando la enorme diferencia que podía existir entre un ser humano que únicamente fuese capaz de tener en su cerebro los conocimientos necesarios para su existencia y otro ser humano que en verdad expresaba los poderes del alma.

-¿Sabéis? La verdad es que me siento feliz -dijo nuestro amigo Charles, mientras se levantaban de la mesa.

 


wigs for women wig types short wigs for black women human hair wigs for white women paula young wigs best wig types wig types < /div>