Capítulo 34

 

Jesús finaliza su estancia en Egipto.

 

 

-Hoy terminaremos la etapa de Jesús en Egipto-comenzó Xavier.

-Casi me da pena-dijo Francisco.

-La verdad es que es emocionante el hecho de ubicarle junto a las pirámides. Era joven, no tenía más responsabilidad que la de aprender de todo y avanzaba con pasos de gigante. Si bien no debemos olvidar que todo aquello era la síntesis o recapitulación de lo aprendido en otras vidas.

-Pero, tener la oportunidad de adquirir sabiduría no es poco -dijo Charles.

-A mí, sin embargo me causa tristeza saber qué le esperaba-añadió el sacerdote.

-En mi opinión no es correcto pensar así -dijo Xavier.

-¿Cómo?

-Es importante no confundir la situación de los demás con nuestros propios temores, que son naturales debido al peldaño en el que nos encontramos en un momento determinado y que es distinto al de otros.

-¿Puedes explicarlo un poco mejor?

-Supongamos que vamos a un país de África y vemos cómo van vestidos algunos indígenas. Enseguida caemos en la tentación de identificarnos con ellos y pensar que si llevasen unas botas en lugar de ir descalzos por la selva, serían más felices.

-Creo que te entiendo.

-Con respecto a Jesús, él era un iniciado. Veía, sabía cosas que algunas personas no entenderían jamás en cien vidas hasta que no llegasen al mismo estadio de conciencia. Ello implicaba que poseía también una mentalidad muy distinta, y como hemos dicho, la palabra sacrificio llevaba para él implícito el término: gozo.

-Quieres decir que no sufrió.

-No. Lo que intento transmitir es que su sacrificio fue supra consciente. Es decir, que conocía su futuro. Y esa consciencia hacía que pudiese superar más fácilmente, dentro de su dificultad intrínseca, lo que estaba a punto de sucederle. Además, existe un secreto por el que el dolor puede llegar a ser menos dolor, si quien lo sufre conoce la técnica.

Charles y el padre Francisco le miraron sorprendidos.

-El tema es muy largo, pero podríamos decir que el Alma inmortal reencarna en el ser humano a través de unos hilos de conciencia y de vida. Si el iniciado es capaz de ubicarse fuera del cuerpo, justo a la altura de su loto egóico, el dolor físico puede sobrellevarse mejor, pues el cerebro deja de percibir las sensaciones.

 

-Eso es imposible-contestó Charles.

-Bueno, Charles, no seré yo quien trate de convencerte, pero existe tal posibilidad.

- Me consuela enormemente saber todo esto-dijo Francisco.

-Cuando se llega a ciertas pruebas, necesariamente, se debe tener un nivel de conciencia a la altura de las mismas. Expresándolo de otra forma mejor, un estado peculiar de conciencia lleva en sí mismo sus propias pruebas.

-Creo que está más claro. Cuéntanos, por favor, el final de su estadía en Egipto -rogó el padre Francisco.

-Parecía que todos esos petroglifos –comenzó la narración Xavier- apuntaban en la misma dirección. Estaban describiendo los diferentes estados iniciáticos de los faraones y los logros que habían obtenido en su camino de iniciación. Era una lástima que Ramsés II se hubiera querido apuntar todos los logros, aunque no me cabe duda de que él mismo era un iniciado de similar grado.

-¿Como representaban esos glifos los estados iniciáticos? - preguntó Charles cariñosamente.

-La figura de Ramsés II o cualquier faraón anterior que tuviese ese grado iniciático, tiene incluidos, con todo lujo de detalles, los atributos de poder. Si se observan detenidamente esos glifos, se puede deducir que tienen como mínimo dos niveles de interpretación. El superior se esfuerza en plasmar las actividades de los dioses, faraones o maestros. Sus mudras (posiciones) tienen varios significados de poder o sumisión a entidades inferiores o superiores. Cuando sostienen la clava o maza con la mano en posición alzada, se puede interpretar que están aplicando su fuerza iniciática a los cuerpos o entidades que les siguen, generalmente atados con una cuerda.

Hay que saber que la clava es el cetro de poder, denominado también el cetro del diamante flamígero, que recibieron de los dioses para gobernar a los pueblos y no, como creen los egiptólogos de hoy en día, una muestra de haberlos conquistado en el campo de batalla. Las guerras para someter a los nubios u otros pueblos, quedarían incluidas en el segundo nivel de interpretación, dedicado al pueblo, y no dentro del primer nivel, asignado a los dioses, pero eso no tiene que ver con aquellos cuerpos - esclavos que saludan y sonríen al faraón, quién va a iniciarles con su báculo de poder.

 

Los sacerdotes, que ordenaron representar esas figuras en todos los templos a lo largo del Nilo, tuvieron muy en cuenta el número de iniciandos en las filas que seguían la cuerda del faraón. Las hay de tres hileras con cinco o siete personas. También las hay de cinco hileras con siete personas cada una e incluso, muy raramente, de siete hileras de siete personas, posiblemente reservado para los propios faraones.

Estos símbolos representan los distintos grados iniciáticos que se enseñaban en esos templos, así como los grados de preparación para cada uno de los cuerpos, tantos densos como sutiles.

Los faraones podrían equipararse en grado de vibración o grado iniciático a las mónadas o súper almas.

-Está claro que es un tema amplio y abstruso por lo que acabas de explicar -dijo Francisco-, pero me gustaría que nos ampliases un poco más el tema de las iniciaciones, del que nos has hablado ya en varias ocasiones. Da la impresión que la palabra "iniciación" tendrá diferentes matices y significados dependiendo de las distintas religiones, sectas, incluso las famosas sociedades secretas.

En ese instante el padre Francisco sonrió.

-¿Por qué te ríes, curilla travieso? – le preguntó Charles.

-Bueno... Es por lo que acabas de decir "famosas sociedades secretas". Pues si son famosas, no pueden ser secretas.

-Eres muy gracioso -respondió sonriendo Charles. Está claro que pueden ser famosas pero guardar secretos "inescrutables" para los no iniciados.

-Sí, pero me había hecho gracia esa frase. Hasta creo que la voy registrar y adquirir el derecho de propiedad intelectual de la misma. ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! –sonrió Francisco y luego mirando con cara de travieso a Xavier le dijo con tono jocoso -¡Perdón!

El esoterista sonrió y continuó.

-Creo que cuando hablo de "iniciación" existe una imagen muy significativa, que nos podría dar una idea. Visualicemos una puerta en forma de arco que formase un campo eléctrico, y por el que tuviese que atravesar una persona. Se podría decir que el iniciando que fuese capaz de tener la misma vibración y atravesarlo se convertiría en un iniciado.

-¿Eso es lo que llaman el portal de la iniciación?

 -Estamos poniendo un ejemplo, pero podría decirse que sí. Hay muchas personas que piensan que llegar a ser iniciado de un grado determinado, es cuestión de un segundo. Pero no es así. En realidad los seres humanos estamos continuamente iniciándonos. Cada problema que resolvemos, cada bifurcación en el camino que tomamos, es un paso hacia la iniciación o ampliación de conciencia.

-Ya.

-Voy a expresar una opinión que es solamente particular, pero que creo que puede también aclararnos el tema. Imaginemos una neurona que no recibiese ningún tipo de corriente de pensamientos. Que, por la causa que fuese, estuviese aislada de toda comunicación con el cerebro. Si se diese cuenta de su situación y decidiese participar en el flujo de pensamientos, necesitaría ir preparándose para recibir progresivamente más descargas eléctricas portadoras de pensamientos. Si no tuviese esa preparación, podría quemarse literalmente.

-Creo que esta imagen es bastante sugestiva-dijo Charles.

-Se acerca mucho más a la realidad de lo que imaginas-contestó Xavier y continuó- El Universo es más vasto en sus cualidades de lo que la ciencia, que va con paso lento pero seguro, ha descubierto hasta ahora. Se podría decir que en verdad existe una Mente, que algunos llaman Dios. Aunque tal vez no sea lo que algunos imaginan. Los seres humanos por alguna causa escondida en su historia más remota e inimaginable, se desconectaron de esa Mente, cuyo soporte es algún tipo de electricidad. Y necesitan retornar a la misma. Se podría decir que el método de ascender de nuevo esos peldaños, son las distintas iniciaciones. Y está claro que cuantos más peldaños se ascienden, el vehículo de conciencia debe ser más sutil y liviano.

-Observo, Xavier –dijo Charles-, que en tu exposición hay alguna incongruencia con la teoría de la evolución, pues estás afirmando que ya existe una meta anterior al hombre.

-Sí y no. Ambas cosas pueden coexistir en el Universo. Se podría decir que la existencia evoluciona en el Ser y también que el Ser evoluciona a través de la existencia. Dicho de otra forma, que el mundo físico conocido tiene una evolución desde un punto hasta otro, pero existe un Algo esencial que es eterno en comparación con el período de evolución física.

-Creo entender-dijo Francisco. Es parecido a como el ser humano desde los siete años tiene una conciencia y sin embargo su cuerpo va evolucionando por diferentes estados. La conciencia de sí mismo permanece, y nada de su cuerpo es igual.

-Creo -añadió Xavier- que es un ejemplo muy ilustrativo. Hay personas que piensan sinceramente, que el Universo es poco más que unas posibilidades que ocurren casi por casualidad. Hay otras que creen que hasta sus pequeños e insignificantes actos son observados por algún Dios Todopoderoso que no tiene cosas más importantes que hacer que vigilarles. Entre un extremo y otro está la posibilidad de que el Universo sea Inteligencia, y precisamente para que se mantenga tal peculiaridad, sus componentes deben de tener la cualidad esencial de ser inteligentes. Es decir, que funcionen por sí mismos sin que nadie les esté supervisando continuamente. Nosotros, a otra escala, no estamos pendientes de que una neurona haga bien su trabajo. Lo que de verdad necesitamos es que una neurona sea libre de adquirir inteligencia. Habrá un momento en el que esa neurona despertará y comprenderá "libremente" que los pensamientos son similares a un río de energía, y que es ella la que puede voluntariamente adaptarse a ese río. El caudal de los pensamientos de un ser humano, o como hemos dicho de la Mente Universal, continuará fluyendo, se adapten o no esa neurona o ese ser humano a sus procesos de energía e inteligencia.

 

-Quizás no sea todo tan bonito. Tal vez sea todo un Caos-dijo Charles.

-¡Mi querido Charles, eso es algo que cada ser humano debe de descubrir pensando y actuando sinceramente! Si, buenamente, sólo ha llegado hasta un punto, no importa. Nadie le va a recriminar por ello. Pero llegará una vida en la que despertará, y como se dice en lenguaje religioso "pondrá sus manos en el arado". Dicho de otra forma, retornará a la casa del Padre.

-Me gusta, esto de la iniciación- dijo el padre Francisco como si fuese un niño.

Xavier y Charles admiraban la candidez que mostraban los ojos del sacerdote. A veces percibían que encerraba un misterio muy profundo que no podía revelar, y que en algún momento, cuando bajaba la guardia, emergía a la superficie, para, a los pocos segundos, volver a ocultarse en la profundidad de las serenas y límpidas aguas de su corazón.

 


wigs for women wig types short wigs for black women human hair wigs for white women paula young wigs best wig types wig types < /div>