Capítulo 2

 

En la cafetería Moka

 

 

 

-¿Lo de siempre don Xavier? –le preguntó el amable camarero de la cafetería.

-Sí, gracias-respondió automáticamente.

Abrió uno de los libros de Alice Ann Bailey titulado "De Belén al Calvario" como si le fuese en ello la vida. Era la sexta vez que lo leía. No prestó atención cuando el joven dejó la taza sobre la mesita.

El café se había ido enfriando a la par que los débiles rayos de un tímido sol de invierno se habían difuminado y casi desaparecido de Las Ramblas. Tampoco se había percatado de que en la mesa contigua permanecía sentado, casi estoicamente, un señor sosteniendo en sus manos un grueso volumen, con los ribetes de las páginas tintados de color dorado, que le observaba con enorme interés.

Sin lugar a dudas el título del delgado libro de tapas azules de Xavier le había llamado la atención. Francisco deseaba entablar conversación. Anhelaba preguntar y contestar, pero respetó aquel momento sagrado en el que un ser humano ejerce una de las más maravillosas virtudes que posee, su capacidad de pensar, de visualizar, de atisbar los mundos que están ahí y a los que únicamente se puede acceder a través de esa misteriosa máquina que es el cerebro; pero, y esto tal vez se demostrará un día, ayudado con la fuerza del corazón, pues la contraparte etérica (eléctrica) del mismo tiene una valiosa virtud, la de atraer magnéticamente lo que le es similar, y también dirigir, hacia los lugares que tienen una vibración semejante, los anhelos y pensamientos que se forjan en la mente. Seguro que en un futuro no muy lejano se podrán comprender completamente estas cuatro palabras: expansión de la conciencia. Cuando nos expresamos con esta frase no comprendemos el verdadero alcance de la misma. Podríamos matizarlo añadiendo: expansión de la conciencia a través de otra Conciencia. Los seres humanos podemos ser capaces de aprovechar los depósitos de memoria de otras almas cuya posición en el camino de la vida es un poco más avanzada. Hacen referencia a la comunicación, en la mayoría de los casos inconsciente, de las almas y su contenido mental.

Después de esta disertación, podríamos afirmar que el pensador, Xavier, permanecía sumergido en el mundo mental, sin estar limitado a su propia mente, sino que era capaz de extraer cierta cantidad de información-vida depositada en algún otro lugar. Diríamos que su ordenador era capaz de establecer contacto con otros ordenadores en el espacio y en el tiempo sin cables ni relaciones aparentes; de una forma similar al sistema de comunicación "bluetooth".

Expresándonos en términos informáticos, su capacidad de pensar y visualizar se extendía a través de una red inalámbrica de mentes.

 

 Desde hace unos años, aquello, que parecía milagroso, comienza ser un hecho normal. Véase: decir unas palabras, dar varias palmadas o apretar un botón y que se abra por arte de magia una puerta. ¿No nos recuerda a nada? Claro, seguro que hemos recordado instantáneamente las palabras "ábrete sésamo" que se pronunciaban en el famoso cuento de "Alí Babá y los cuarenta ladrones".

Hemos entrado en un nuevo mundo caracterizado por los poderes de la mente y del corazón, los que estaba utilizando nuestro protagonista Xavier cuando intentaba forjar una visión más humilde, sencilla y veraz acerca de uno de los grandes misterios y enigmas que ocurrieron hace más de dos mil años: la vida de Jesús el Cristo.

 

 


wigs for women wig types short wigs for black women human hair wigs for white women paula young wigs best wig types wig types < /div>