Devas y Elementales

 

Por Aart Jurriaanse


Los devas y los elementales constituyen una evolución separada a la del ser humano. Todas las evoluciones o involuciones están, sin embargo, estrechamente integradas, y juntas componen el cuerpo del Logos Planetario. Cada uno de estos vastos sistemas está independientemente controlado por Jerarquías que funcionan en niveles o posiciones paralelas.

Elementales
Los elementales son formas infrahumanas que aún no han alcanzado la etapa evolutiva. De hecho se encuentran en el proceso de involución, en el arco descendente, la etapa en la cual el espíritu todavía está ocupado con la materia. La evolución, por contraste, denota la pendiente ascendente, en la cual aquello que se crea evoluciona, o se transforma en aspectos de niveles superiores de desarrollo, y así se refiere al ascenso o regreso del Espíritu a su Fuente, llevando consigo los logros en experiencia al haber pasado por la materia.
Los elementales son formas que habitan en todos los planos, y que tradicionalmente se han conocido como gnomos, duendes, silfos, hadas, etcétera.
Podrían ser clasificados de la siguiente manera:
1. Elementales físicos o de tierra.
2. Elementales etéricos o de aire.
3. Elementales astrales o de agua.
4. Elementales mentales o de fuego.
Estos elementales son la esencia o fase primordial de toda creación tanto en nuestro sistema solar como en el Universo.
Dentro de ciertos límites estas fuerzas elementales pueden ser controladas y guiadas por el hombre. Como norma pueden ser utilizadas a través de ritos y rituales específicos, y se advierte a los ignorantes que es sin duda indeseable entrometerse en estos asuntos sin poseer un conocimiento minucioso. El propósito presente es tan sólo indicar la existencia de estas fuerzas.

Con un desarrollo espiritual más avanzado, el discípulo adquirirá conocimiento y capacidad, basados en las leyes de la naturaleza, que le permitirán cooperar exitosamente con los reinos involutivos, y así también fomentar los procesos evolutivos.
Devas
A diferencia de los elementales, los devas ya se encuentran en el sendero evolutivo. Son los constructores del sistema material, en el cual trabajan en sus miríadas en "rangos seriados" donde están agrupados en diversas categorías.
Los devas pueden encontrarse en todas las posiciones, análogas de alguna manera a las de la evolución humana y clasificados en rangos comparables al del Logos Planetario, descendiendo por muchos rangos jerárquicos intermedios hasta las categorías menores de los devas constructores, que trabajan inconsciente y automáticamente en grandes grupos, construyendo las muchas formas conocidas de la evolución humana. Estos grupos inferiores se guían sólo por la vibración y el sonido.
Los devas hacen uso de las fuerzas elementales, y los devas constructores controlan estas fuerzas de funcionamiento ciego para realizar su función involutiva. Los devas en su trabajo constructivo producen cohesión, armonía y belleza a partir del caos.
El nivel inferior de los devas, los constructores prácticos, hablando comparativamente, varía desde los obreros que trabajan automáticamente sin pensar, subiendo progresivamente hasta encontrar la cualidad del capataz, luego el supervisor, para llegar por último a los controladores, los ejecutivos industriales o "Grandes Devas Constructores", que se encuentran a un nivel comparable al de los Maestros de Sabiduría.
En el plano físico el hombre está en contacto diario y constante, aunque en su mayor parte inconsciente, con el mundo dévico. Toda la materia, y toda forma física, sea mineral, vegetal, animal o humana, está constituida de la sustancia vital de los diversos rangos menores de entidades dévicas, y éstas se mantienen unidas por los rangos superiores dévicos que proporcionan la cohesión de la forma al objeto. Así cada cristal, gota de agua, y cada planta o animal, tiene su propia vida dévica controladora.

 


wigs for women wig types short wigs for black women human hair wigs for white women paula young wigs best wig types wig types < /div>