"MORIR para RENACER a la Luz del Ritual de Iniciación"

 

Son la muerte y el nacimiento, compañeros inseparables ya que no pueden existir el uno sin el otro... Así como muere la noche para que nazca el día, muere la semilla para que la planta nazca o muere el Invierno para que nazca la Primavera, para comenzar la experiencia de nuestra vida física primero tuvimos que morir a un estado anterior. Desde ese entonces, en el transcurso de nuestra existencia muchas veces moriremos para renacer y es de esperar que algún día lleguemos a comprender el Real significado de este proceso de aparente metamorfosis que se hace posible a través de un reordenamiento interno de la naturaleza esencial. Así, cada cambio en nuestras vidas lleva implícito un morir a un estado anterior, para renacer en un algo nuevo... Y a través de las pequeñas muertes, simples y cotidianas, o de las grandes y trascendentes, tendré la posibilidad de trascender los límites del ser que soy hoy, para renacer en un nuevo Yo más libre. Para que algo nazca, irremediablemente algo debe morir a su existencia anterior y debiera ser la vida de los buscadores del sendero, un aprendizaje sobre este proceso de muerte, único proceso que nos llevará en vida a la realización plena de "La Verdad". Según cuenta la leyenda mitológica, un ave de nombre Fénix, moría inmoladaen medio de plantas aromáticas para resucitar de sus cenizas con nuevas plumas que reflejaban los colores de Arco Iris y emprender luego el vuelo de regreso a su moradaen la Ciudad del Sol. Claramente puede apreciarse en esta simbología las capacidades del Universo mismo para autoformarse, auto-conservarse y autodestruirse, con la finalidad de resurgir de sus cenizas regenerado, mejorado y perfeccionado, tal como es en el hombre, cumpliendo la máxima ocultista de que "como es arriba, es abajo". Y la leyenda del Fénix nos remite, sin lugar a dudas, a las ceremonias iniciáticas, donde el "hombre viejo" deberá morir a su antigua realidad para que surja irá trasmutando su naturaleza. Pero centrándonos en el proceso iniciático en sí, veremos que en la antigüedad, en las viejas iniciaciones como las de Egipto, Caldea, India, etc. la manera de "iniciarse" era ser puesto por un Hierofante en un estado peculiar de cuasi-muerte. ¿Y esto por qué? Porque en el ciclo evolutivo actual, al dormir, el físico y el etérico están en el lecho y el astral y el Yo están afuera. Pero al carecer el astral de órganos sensorios, el yo no percibe sucesos espirituales. La enseñanza antigua que sedaba, permitía desarrollar sentidos espirituales en el astral y luego impregnar el cuerpo etérico como si fuera un sello, con todo lo que el cuerpo astral hubiera recibido o percibido. Para ello el cuerpo físico debía quedar como muerto tres días y medio y en ese tiempo sin influencias físicas, el eterico aprendía a impregnarse de las percepciones espirituales del astral; y cuando el Hierofante resucitaba al individuo en el cuerpo, ésteya tenía el don de percibir y pasaba a ser un hombre de dos mundos que percibía las realidades de ambos. Sobre este tema, tal vez sea oportuno reflexionar un poco sobre el Volumen delas Sagradas Escrituras, la Biblia en particular, que algunas órdenes iniciáticas tienen abierta sobre el Ara en el Evangelio de San Juan durante sus trabajos. Libro que no se encuentra allí por su contenido religioso sino por su contenido ocultista, simbólico y velado. Y nos preguntamos: ¿Por qué el Evangelio de San Juan en vez de otro de loscuatro Evangelistas? ¿Por qué él en particular siendo los Grandes de la Iglesia en realidad tres, Juan, Pedro y Santiago el Mayor, quienes fueron los únicos elegidos para presenciar la transfiguración y a partir de allí, guardar el pacto de silencio quetransformara a Pedro en Patrón de la Iglesia, a Santiago en Patrón de los Alquimistas ya Juan en Patrón de los Cabalistas? ¿Y por qué su Evangelio y no por ejemplo el Apocalipsis que también escribiera y que supera en mucho el simbolismo ocultista del Evangelio? Porque en el Evangelio Juan muestra simbólica y veladamente todo el proceso iniciático que viviera, es decir, muestra el antes, el durante y el después de la iniciación. Y más aún, muestra el cambio en la forma de iniciación para el cual el hombre ya estaba preparado desde hacía mucho tiempo, siendo oportuno el advenimiento de un cambio de método iniciático. Es más, tal vez se debería abrir su Evangelio específicamente en el capítulo 11.¿Por qué? Porque si bien lo que narra Juan en este Evangelio es su proceso iniciático, los 10 primeros de sus 21 capítulos son vivencias de él antes de su iniciación y en los10 últimos capítulos narra sus vivencias luego de su iniciación, explicando básicamente el Yo Soy, pero es en el capítulo central, el 11, donde ocurre su iniciación. Luego habría Juan de escribir el Apocalípsis narrando simbólicamente las vivencias que le van a suceder al individuo ni bien comience su proceso iniciático. El capítulo 11, central de este Evangelio, es la historia de Lázaro y sólo la narra Juan, porque Lázaro es Juan antes de la iniciación y Juan es quien antes fuera Lázaro. En este capítulo Lázaro o Juan, como gusten llamarlo, es sepultado como parte de un proceso iniciático antiguo. Pero sucede que al avisarle al Cristo, éste se presenta al tercer día y lo levanta de la tumba. La iniciación de Lázaro la habían comenzado los Hierofantes y antes del plazo en que ellos lo levantarían de entre los muertos en misterio y silencio, llega otro que delante de profanos anticipa el despertar por un sistema directo y diferente al tradicional, violando el más sagrado de los misterios, lo cual se castigaba con la muerte. 21 días después el Cristo es ejecutado.

Tratemos de ver ahora este nuevo proceso iniciático a la Luz del Ritual de Iniciación de ciertas Órdenes filosóficas, mediante el cual un día se muere simbólicamente como profano en una compleja y sincronizada alegoría, cuyo fin último es recrear el proceso de muerte y posterior renacimiento en una nueva Luz de Conciencia. Primero, en el cuarto de reflexión, descenderá el candidato a las profunidades de la Tierra, al reino de Hades, al mundo subterráneo de los muertos, "inmerso en la oscuridad de sus pasiones terrenales y ciego". Aquí, simbólicamente se desprenderá de su cuerpo físico, separándose así de su vehículo más denso. Será allí dónde hará la entrega de sus "metales", simbolizando esto lo más terrenal de su existencia, su apego a "sus vestiduras físicas", y comenzará los viajes de purificación de sus vehículos energéticos menos densos. Viajes que pueden llamarse "pruebas" en tanto ponen "a prueba" su decisión, su voluntad y su temple, pero que son en realidad purificaciones de sus vehículos sutiles. Purificaciones necesarias para poder levantar el velo de la conciencia y tener acceso a las "realidades" de los planos superiores, a los planos del Alma, a Luz de la Conciencia Universal. Luz ésta que iluminándolo con la comprensión de la herencia de sí mismo, del Hombre Uno, e impregnándolo con la energía del Amor y la Sabiduría Esenciales con que ha sido conformado el Universo manifiesto, a su debido tiempo auyentará de él la oscuridad de la ignorancia...Y si bien entre los distintos ritos existen en la práctica variadas diferencias, independientemente de cómo se representen y efectúen los "viajes" del candidato, la esencia simbólica de los mismos es a mi entender la siguiente: Habiendo el recipendario ingresado al Templo, comenzará un viaje de Norte a Sur. Ya ha dejado atrás su tránsito por la tierra, su cuerpo físico y avanza con sus vestiduras etéricas, sin el peso que lo anclaba al plano físico. Llegará al primer "Portal" dónde será simbólicamente purificado, y lo franqueará desprendiéndose de la parte más densa de su cuerpo de emociones, para dirigirse ahora hacia el Oeste, hacia el segundo "Portal". Para franquear este nuevo Portal, el recipendario será simbólicamente purificada otra vez, para que se desprenda de lo más denso de su cuerpo de pensamientos. Habiendo sido ya purificados simbólicamente sus cuerpos de Agua (emocional)y de Aire (mental), con estos mismos elementos materiales, seguirá su viaje de Oeste a Este. Y será en el tercer "Portal", el del Oriente, donde su fuego elemental o principio vital transitorio, será purificado por el Fuego perenne del Alma. Cabe señalar aquí que si bien nuestros vehículos o cuerpos "mortales" son llamados durante nuestra existencia física a expresar "la Realidad Superior" de nuestros cuerpos perennes o inmortales, la mayor parte de las veces son apenas unpálido y casi inexistente reflejo ellos.

Por otra parte, cuando se lleva a cabo el proceso de disolución de nuestros vehículos perecederos que es la muerte, todos los elementos que han conformado estos vehículos, retornarán a los principios elementales de donde han estado transitoriamente separados.

También cabe señalar que luego de cada viaje, el recipendario es colocado "entre Columnas", las simbólicas del Templo, significando esto que ahora, hallándose en la columna central del equilibrio, debiera realizar la síntesis entre ambos polos, entre lo mortal y lo imperecedero, entre materia y espíritu; para desplegar luego una nueva dualidad pero en una octava más alta. Y cuanto más se desprenda su conciencia de la ilusoria separatividad que le dan sus vehículos perecederos, más se integrará a la totalidad y más se acercará a su Ser Inmortal.

Una vez finalizados los viajes, debiera el candidato ser colocado simbólicamente en el centro del Templo, ya que luego de haber recorrido los brazos de la cruz, de haber equilibrado en ella las virtudes cardinales, los elementos de su cuaternario inferior, se haya ahora centrado en sí mismo, en el perfecto equilibrio que hace posible el acceso a "La Luz del Entendimiento". Él es en este momento el punto dentro del círculo, círculo que simbólicamente formarán los demás participantes del ritual. Y en este estado de equilibrio la Luz le es simbólicamente dada, para que él, a su momento, la refleje con todo su esplendor, cuando aprendiendo a separar lo sutil delo denso demuestre ser capaz de discernir también en lo alto.

La venda de la ilusión cae simbólicamente de sus ojos y él toma contacto con la Luz de una "nueva realidad" de conciencia, que lo abraza, lo encandila y lo deslumbrapor un instante. Pero será recién con la Consagración cuando entrará en contacto directo con esa Luz, que ya ha visto pero que aún permanece afuera y separada de él. Será quién dirige el Ritual, suprema autoridad del grupo, quien pondrá incandescentes los éteres con el mandato de su Verbo Creador, levantando su espada flamígera, evocando, invocando y convocando a las Potencias Superiores para que desciendan por el vértice de la bóveda de acero formada por él y por los otros dos"guardianes" de los portales, vertiendo sobre el neófito la Luz de la comprensión de laTríada Superior, personificadas y sostenidas en este tipo de Ritual por las tres "Luces"de la Logia, los tres guardianes de los portales, re-ligando concientemente y por un instante un puente entre la Tierra y el Cielo. Y será mientras lo "crea, recibe y constituye un Aprendiz", que a los golpes de machete estas fuerzas sutiles convocadas, atravesando el velo del Silencio descenderán por su antakaharana en pos de hacerlo consciente por un instante de la existencia de ese puente que une su ser mortal con su Ser Imperecedero, puente generalmente ignorado y completamente invisible a los ojos del ego. Quedará de esta forma impreso en algún lugar de su adormecida conciencia la forma de franquear el camino que habrá de transitar para tener acceso en vida a los planos del Alma, a la Luz de la Conciencia Universal. Luz que paulatinamente y deacuerdo con su destreza, cuando sea el momento, su momento, transmutará susconocimientos en Sabiduría, sus deseos en Amor impersonal y sus acciones en la expresión de la Voluntad Superior, ahuyentando de él toda oscuridad... y tal vez también lo lleve algún día a sumergirse en el océano de Vida de los Planos Eternos del Espíritu. La Iniciación en las Órdenes a que referimos es una y es ésta. Y aunque en los pasajes a otros grados se incorporen otros elementos también simbólicos, es siempre su intención última la de levantar el velo de la oscuridad o ignorancia y provocar la expansión de conciencia que permita al recipendario abrir su conciencia a la Luz del Entendimiento de la Conciencia Universal.

Generalizando aún más, podríamos decir que la "intención" última en la mayoría de los Rituales de Iniciación Místicos, Ocultistas, Religiosos, Filosóficos o del órden que sean, dejando por fuera la idiosincrasia "particular" de cada grupo podría resumirse en una recreación del proceso de "desprendimiento" de la auto-conciencia de sus vehículos perecederos en pos de su "elevación" hacia los planos del Alma, los planosde la Sabiduría y la Virtud perennes donde desaparecen el conocimiento y la memoria individuales que sustentan la ilusoria separatividad, a la cual se aferra el perecedero ego en la medida de que ésta lo refuerza, lo valida y le da coherencia. Proceso que no es otro que el de la muerte física. Por eso afirman los ocultistas que "quien muere envida, al morir no morirá...

"Y todo esto será posible cuando el protagonista, destinatario de los beneficios de esta magna puesta en escena, aprenda a separar lo sutil de lo perecedero, es decir, que aprenda a desprenderse de sus vehículos transitorios para percibir la expansión de su propia existencia en los planos sutiles, utilizando esa silenciosa "llave" que lleva impresa en su durmiente conciencia; "llave" que trae consigo desde su descenso a los ilusorios mundos materiales. Porque al decir Estrella, la protagonista de mis cuentos:

"El Ave encierra en sí misma los misterios de su vuelo..."

Y es por todo lo antedicho con referencia a la Iniciación o proceso Iniciático, que abrir la Biblia en San Juan viene a ser como un mensaje velado al libre pensador, que al decir del Prof Stelardo bien podría expresarse así:

"Ahora tú puedes solo y sin ayuda de Hierofantes elevarte y lograr la Iniciación Esencial. Aquí tienes el Templo y aquí estás tú esperando el paso de las iniciaciones. Prepárate para ellas, no esperes que el Ritual y los Hermanos hagan toda la labor...¡Haz la tuya!"

Para terminar, quiero cerrar este trabajo citando el versículo 12 del capítulo 22del Apocalipsis, que dice así: "Dile Juan a los Hombres que

"CONFORME A SU TRABAJO, LLEVO CONMIGO EL SALARIO PARA DAR A CADA UNO DE ELLOS."

Susana Gabarda

 

 


wigs for women wig types short wigs for black women human hair wigs for white women paula young wigs best wig types wig types < /div>